INSPÍRATE / PLANIFICA / DESCUBRE / EXPLORA LISBOA Y SU REGIÓN

Lisboa, la joya de Portugal, es una mezcla de historia, cultura y una vibrante escena contemporánea en cada rincón. Desde calles adoquinadas que reflejan la melancolía del fado hasta su rico patrimonio marítimo y encanto bohemio, Lisboa te cautivará desde el momento de tu llegada.

Juntos exploraremos los sitios más emblemáticos, como la majestuosa Torre de Belém y el imponente Castillo de San Jorge, así como las impresionantes vistas panorámicas desde las Siete Colinas y el animado ambiente de la Plaza de Comercio.

Sumérgete en barrios bohemios como Alfama y descubre la historia marítima de Belém. Disfruta de la rica cocina tradicional, desde famosos pasteles de nata hasta platos típicos de pescado fresco. Experimenta la cultura de Lisboa en las noches de fado y la vibrante vida nocturna del Bairro Alto y Cais do Sodré.


Lisboa: cómo llegar

  1. Por avión: Si estás en otro país o en una ubicación lejana, la forma más rápida y conveniente de llegar a Lisboa es volar. El Aeropuerto Internacional de Lisboa (Aeroporto Humberto Delgado) es el principal aeropuerto de la ciudad y cuenta con conexiones aéreas con muchas ciudades de todo el mundo. Está ubicado a unos 7 kilómetros al norte del centro de Lisboa, por lo que es fácil llegar al centro de la ciudad en transporte público o taxi.
  2. En tren: Si estás en Europa continental, es posible que puedas llegar a Lisboa en tren. Hay conexiones de tren desde ciudades cercanas, como Madrid (España) o Oporto (Portugal). El servicio de tren de alta velocidad Alfa Pendular ofrece conexiones entre Lisboa y ciudades como Oporto, Coímbra y Faro. Si viajas desde Madrid, puedes tomar el tren nocturno «Lusitania» que te llevará a Lisboa en aproximadamente 10 horas. Las dos estaciones principales de Lisboa son la Estación de Lisboa Santa Apolónia (Lisboa Santa Apolónia) y la Estación de Lisboa Oriente.
  3. En autobús: Varias compañías de autobuses operan servicios internacionales hacia Lisboa desde diferentes ciudades europeas. Sin embargo, ten en cuenta que los viajes en autobús pueden ser más largos y menos cómodos que otras opciones de transporte.
  4. En coche: Si te encuentras en una ubicación cercana y prefieres la libertad de conducir, puedes llegar a Lisboa en coche. Las principales carreteras y autopistas conectan la ciudad con otras partes de Portugal y España. Desde España, puedes llegar a Lisboa a través de la autopista A-6, que te llevará a la frontera con Portugal, y luego continuar por la autopista A-2 hacia Lisboa.
  5. Por mar: Lisboa es un importante puerto de cruceros, por lo que si estás en un crucero que incluye esta ciudad en su itinerario, podrías llegar a Lisboa por mar.

Lisboa: cómo moverse

  1. Metro: El metro de Lisboa es una forma rápida y eficiente de moverse por la ciudad. Cuenta con cuatro líneas que conectan diferentes partes de Lisboa, incluyendo el aeropuerto, el centro histórico y otras áreas importantes. El metro es especialmente útil para llegar a lugares turísticos como la Plaza del Rossio, la Avenida da Liberdade y la Torre de Belém. Los trenes funcionan desde aproximadamente las 6:30 a.m. hasta las 1:00 a.m., y los horarios varían según la línea y el día de la semana.
  2. Tranvía: Los icónicos tranvías de Lisboa son una forma única y pintoresca de explorar la ciudad. Los tranvías más famosos son el Tram 28 y el Tram 15E. El Tram 28 recorre las estrechas calles del casco antiguo, pasando por algunos de los lugares más emblemáticos de Lisboa, mientras que el Tram 15E llega a Belém, famoso por sus monumentos históricos y pasteles de nata. Es importante tener en cuenta que los tranvías, especialmente el Tram 28, pueden estar bastante llenos de turistas, así que intenta subir temprano para asegurar un asiento.
  3. Autobús: Lisboa cuenta con una amplia red de autobuses urbanos que conectan toda la ciudad, incluidas áreas menos accesibles en metro o tranvía. Los autobuses son una opción práctica para llegar a lugares más alejados del centro, así como a áreas residenciales y barrios menos turísticos. Puedes comprar billetes a bordo del autobús o utilizar la tarjeta recargable Viva Viagem, que también se puede usar en el metro y tranvía.
  4. Ascensores y funiculares: Debido a su topografía montañosa, Lisboa cuenta con varios ascensores y funiculares que facilitan el acceso a zonas más elevadas de la ciudad. Los más famosos son el Elevador de Santa Justa, que conecta la Baixa con el barrio del Chiado, y el Elevador da Glória, que sube desde Restauradores hasta el mirador de São Pedro de Alcântara.
  5. Tren de cercanías (CP): Los trenes de cercanías de CP (Comboios de Portugal) conectan Lisboa con las localidades cercanas, lo que te permite hacer excursiones de un día a lugares como Sintra, Cascais y Estoril. La estación principal de trenes en Lisboa es la Estación do Rossio.
  6. Traslados en barco: Lisboa se encuentra junto al río Tajo y también ofrece servicios de transporte en barco. Puedes tomar ferries para cruzar el río a la margen sur (Almada) o para visitar otras localidades como Cacilhas.
  7. Coche privado: Si planeas alquilar un coche en Lisboa, ten en cuenta que el tráfico puede ser intenso, especialmente en las horas punta. Además, el centro histórico de Lisboa no es muy amigable para los coches debido a sus estrechas calles y restricciones de tráfico. Es recomendable utilizar el transporte público o servicios como el metro y tranvía para desplazarte por la ciudad.
  8. A pie: Lisboa es una ciudad que se presta para caminar, especialmente en su casco antiguo. Muchos lugares de interés están relativamente cerca uno del otro, lo que te permitirá disfrutar de la arquitectura, los callejones empedrados y las plazas encantadoras.

Lisboa: monumentos destacados y rutas

Que ver en Lisboa (Portugal)

11 visitas en Lisboa


Lisboa: alojamientos

Dormir en Lisboa (Portugal)

Dormir en Lisboa

Mejores hoteles del centro de Lisboa

Mejores Hoteles del centro


Conclusión

Aquí tienes información importante y consejos para viajar a Lisboa, Portugal:

  1. Clima: Lisboa tiene un clima mediterráneo, con inviernos suaves y veranos cálidos. Las temperaturas en verano suelen rondar los 25-30 °C, mientras que en invierno, las temperaturas diurnas son alrededor de 10-15 °C. Es recomendable llevar ropa adecuada para el clima y considerar llevar un paraguas o chubasquero, ya que las lluvias son frecuentes durante todo el año.
  2. Mejor época para visitar: La primavera y el otoño son las estaciones más recomendables para visitar Lisboa, ya que el clima es agradable y hay menos turistas que en los meses de verano. Sin embargo, Lisboa es encantadora en cualquier época del año.
  3. Transporte: Lisboa cuenta con un sistema de transporte público que incluye tranvías, autobuses y el metro. También puedes explorar la ciudad a pie, ya que muchas de las principales atracciones están cerca unas de otras. Para viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad, puedes utilizar el metro o el servicio de taxis.
  4. Alojamiento: Lisboa ofrece una variedad de opciones de alojamiento, desde hoteles boutique hasta hostales y apartamentos turísticos. Hospedarte en barrios como el Barrio Alto o el Baixa te permitirá estar cerca de lugares de interés y de la vida local.
  5. Principales atracciones: Lisboa es una ciudad llena de encanto y historia. Algunas de las principales atracciones incluyen la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos, el Castillo de San Jorge, el Elevador de Santa Justa, y la Plaza del Comercio.
  6. Gastronomía: La gastronomía portuguesa es deliciosa y variada. Prueba platos como el bacalao a bras, el pulpo a la gallega, el arroz con mariscos y los famosos pasteles de nata. También disfruta de los vinos y quesos locales.
  7. Vida nocturna: Lisboa tiene una animada vida nocturna, especialmente en el Barrio Alto. Allí encontrarás bares y restaurantes que abren hasta tarde. También puedes disfrutar de la música de fado en lugares tradicionales.
  8. Seguridad: Lisboa es en general una ciudad segura para los turistas. Como en cualquier lugar, mantén tus pertenencias seguras y ten precaución en zonas concurridas.
  9. Idioma: El idioma oficial es el portugués. Aunque muchos lugares turísticos tienen personal que habla inglés, aprender algunas frases básicas en portugués puede ser útil y apreciado por los lugareños.
  10. Eventos y festivales: Infórmate sobre eventos y festivales que puedan tener lugar durante tu visita a Lisboa. Algunos eventos notables incluyen las celebraciones de San Antonio en junio, con desfiles y fiestas callejeras, y el Festival de Jazz de Lisboa en julio.

¡Espero que estos consejos te sean útiles para tu viaje a Lisboa y que disfrutes de su cultura, arquitectura y ambiente acogedor!

TURISMO URBANO

TURISMO RURAL

TURISMO de NATURALEZA

TURISMO de LITORAL

Comments are closed.